¿Qué es el movimiento maker?


Por Ruth

Últimamente se habla mucho del movimiento maker. Se asocia a la proliferación de fablabs y el uso de nuevas tecnologías para crear. El movimiento maker no se lo han inventado los hipsters y, como queremos que estés al día la próxima vez que tu vecino saque la conversación en el ascensor, te damos las claves para capear cualquier discusión.

No hace mucho en este mismo blog hablábamos del uso de las nuevas tecnologías y su aplicación en la artesanía (¿no has leído ese post? Lo tienes aquí). Y una vez que os hemos hecho reflexionar sobre ello estamos en plenas facultades de coger los antecedentes por los cuernos y hablar con propiedad.

Obviamente y como su propio nombre (anglosajón) indica, el movimiento maker se refiere a (¡ojo! Clave 1) la necesidad de “hacer” y crear objetos  físicos. Necesidad que viene desde los propios inicios de la humanidad y que seguramente se prolongará hasta el final de los tiempos.

Durante un tiempo, y con el boom de la fabricación en serie, esa necesidad de hacer se plasmaba más bien en pasatiempos pero de un tiempo a esta parte el hobbie ha traspasado la frontera del entretenimiento y comienza a ser de nuevo (¡ojo! Clave 2) motor de movimientos económicos.

Además (¡ojo! Clave 3) las nuevas tecnologías, las nuevas formas de financiación y el concepto fablab dotan a los “hacedores” modernos de multitud de posibilidades en sus procesos de creación.

Los inventores de la época moderna cuentan con impresoras 3D, cortadoras láser, computadoras, software libre y ampliamente alimentado, laboratorios abiertos al alquiler por unas horas y mecenas en plataformas de crowfounding que facilitan ampliamente su labor y la producción de sus objetos en pequeñas escalas. Y, además, generan un movimiento de dinero importante.

Y cuando salga el tema (que saldrá): No, el movimiento maker no se lo han inventado los hipsters este invierno pasado. Se puede considerar que (¡Ojo! Clave 4 y para nota) el impulsor de este término es Dale Dougherty, fundador y editor de la revista Make, que apareció por primera vez en el mercado en 2005.

En este punto ya podéis retiraros de la conversación y quedar como reyes si además proporcionáis a vuestro vecino el enlace a esta charla TED impartida por el propio Dale Dougherty y donde nos cuenta que todos somos makers:

Estamos de acuerdo, una mención a la lluvia de esta tarde o el final de verano nos hubiera puesto las cosas más fáciles pero no me negaréis que esto es mucho más interesante ¿verdad?

¡Ah! ¿Vives en Gijón? ¿O te apetece visitarlo? ¿Y además ahora ya tienes claro que eres un maker? No pierdas la oportunidad de participar en el WestartupMaker los días 25 y 26 de setiembre en el Centro Municipal de Empresas de Gijón así como otros eventos promocionados por el ayuntamiento de esta ciudad y que giran alrededor de esta temática.

Dejar un Comentario