La máquina de coser o tú (I) 1


trucos para coser

Por Magda

Ya está. Querías evitarlo, pensabas que nunca llegaría ese momento, pero 8 meses después de tener en casa la máquina de coser (sí, esa que saliste disparada a comprar cuando te dio el subidón) ya es hora de abrir la caja (por lo menos).
Nada más pisar tu casa la metiste en el armario, al fondo, como si fuera el Gremlim primigenio oculto en aquella tienda.

Todos hemos pasado por eso, porque una vez que la tienes dices: “¿y ahora qué? Un día de estos me tengo que poner, a ver si le pido a mi madre que me enseñe, no hay quien se aclare con el libro de instrucciones”. Y, mientras, sigues cosiendo a mano el bolso playero ese tan mono que sacaste de Pinterest y que a este paso acabarás para cuando por culpa el cambio climático sea verano todo el año

No te preocupes, te voy a recomendar un puñado de tutoriales (¡viva Youtube!) que te serán muy útiles para empezar a coser más o menos decentemente con tu máquina.

Lo primero de todo es aprender a colocar el hilo. Este paso es igual en todas las máquinas aunque los componentes estén colocados de forma diferente ( para eso sí vas a tener que abrir el libro de instrucciones):

 

Una vez hecho esto, ya podéis empezar a coser. Bueno, a practicar para que salga lo más recto posible. Busca un trozo de tela de algodón de color diferente al hilo ( porque si no, no vas a ver nada) y prueba los diferentes puntos que tenga tu máquina. Practica las puntadas con alguna de estas plantillas, creadas y compartidas por la web www.patronesycostura.com. Las imprimes en papel normal y las pones, tal cual, debajo del prensatelas (como si fueran tela) e intentas coser siguiendo las líneas.

Con un poco de paciencia, pronto sacarás partido a tu máquina. Aunque parezca un jeroglífico, al final la puntada recta es la madre de todas las creaciones.

¿A qué esperas para empezar?


Dejar un Comentario

Un comentario en “La máquina de coser o tú (I)