¿Están las nuevas tecnologías reñidas con la artesanía? 1


Por Ruth

No hace mucho he ido a visitar los dos Fablab operativos en mi ciudad, uno de ellos ubicado en el Centro de Arte de la Laboral y el otro en el Centro de Empresas de Cristasa, ambos en Gijón. Y ambos complementarios, distintas máquinas para que fluya el buen hacer de los creativos.

La visita fue de lo más productiva para mis neuronas que entraron de repente en una noria de emociones de la que aún no se han bajado. Viendo esa máquina que es mi favorita, la cortadora láser, me sobrevino una reflexión a la que sigo dándole vueltas.

Soy una enamorada de las cosas hechas a mano a las que siempre hemos aportado ese valor añadido de lo “hecho con mimo”. Fijándome en todos los proyectos que tengo en cola de ejecución, y una vez comprendido el funcionamiento de la bellísima cortadora láser, el pensamiento recurrente era ¡oh “my”, eso lo hago en cero-coma! ¡oh “my”, con esa precisión será más fácil de encajar! ¡oh “my”, la semana que viene me pido una cita!

Centro Maker

Toda esa rapidez y precisión que requerían mis proyectos y que solo un artefacto como ese es capaz de imprimir en mis patrones, ¿aleja de mis creaciones ese “mimo” de lo artesanal? ¿esos sentimientos de inmediatez llevan a los proyectos a ser “producidos en masa”?

He acabado por decirme que el mismo mimo que pongo en ir dándole a la madera poquito a poquito para conseguir el resultado más preciso posible se pone también en la creación de un nuevo proyecto, en la elaboración de la plantilla con la tecnología necesaria para que un montón de pixeles sean leídos por una lucecilla láser, en los ojos hiperabiertos que miran segundo a segundo como se corta el material, como huele el corte, a madera, a cuero…

Y al final acaba una pensando, que estas máquinas cumplen la función de elaborar prototipos, de poder palpar algo que tienes en tu imaginación y podría ser útil para mucha gente. Entonces, ¿no le insufla mimo el inventor, el ingeniero, el desarrollador a eso que puede estar a la venta en grandes superficies en cosa de unos días?

Totalmente absorbida por esa idea he pensado que me estaba pasando al lado oscuro. Finalmente me he dado cuenta de que no.

La tecnología es algo que ha ido de la mano de la artesanía desde el principio de los tiempos. Las herramientas utilizadas en cada uno de los oficios han evolucionado y se han ido desarrollando con ellos. Es posible que el quid de la cuestión sea como incorporar los nuevos avances sin perder de vista la propia esencia de lo artesanal.

Por otro lado, las nuevas tecnologías han propiciado un cambio en la forma de dar a conocer la artesanía y crear un nuevo interés por los oficios antiguos. Estas moderneces han hecho que coser, tejer, los bolillos, recuperar muebles vuelvan a estar de moda y tengan un nuevo impulso. Seguramente este nuevo interés se haya convertido en la forma de vida y trabajo de muchos jóvenes que habrá dado un aire fresco a la imagen del artesano a la que estamos acostumbrados.

Con las nuevas tecnologías el alcance del artesano de Talavera ha crecido de forma exponencial y se ha hecho patente como no han de perderse determinados conocimientos que se estaban quedando atrás.

Y ¡que narices! ¿no han hecho las nuevas tecnologías que yo pueda estar aquí divagando sobre mis reflexiones con vosotros? Haré gala de la gran responsabilidad que conlleva el gran poder de la cortadora láser y ¡la semana que viene pido una cita!

 

 

 


Dejar un Comentario

Un comentario en “¿Están las nuevas tecnologías reñidas con la artesanía?