Decorar con los recuerdos


Por Lucía

De vacaciones o sin salir de la ciudad, el verano es sinónimo de experiencias y buenos momentos: un concierto, un reencuentro, una cena o un viaje, imágenes que guardamos para siempre en la memoria y que se convierten en recuerdos a los que nos gusta volver de vez en cuando. ¿Y si buscamos la manera de guardar esos recuerdos para siempre? No hace falta buscar demasiado para encontrar un montón de DIY para enmarcar o enfrascar esos momentos y convertirlos en objetos de decoración cargados de personalidad y significado.

Para las fotos, tickets, invitaciones de boda o entradas de conciertos, lo mejor es hacer un collage. Podemos utilizar un marco de fotos del tamaño que queramos o también elegir algo más sencillo y conceptual. Basta fijar una cuerda o cordón a la pared y fijar las imágenes con pinzas para conseguir un rincón entrañable. Si tenemos un espacio reducido, mejor si le añadimos un marco.

collage marco

Visto en Pinterest

Lo mejor de haber indagado en este proyecto es que también sirve para recuperar los tesoros de la infancia: ¿te imaginas un mural con tu primer dibujo, la carta que el Ratoncito Pérez nunca recibió ;), la entrada al parque de atracciones de hace 30 años y unas cuantas fotos de tu infancia? Me requetegusta la idea, se suma a mi lista de “Proyectos imprescindibles”.

Aunque buscaba ideas originales para las fotos, lo que más me preocupaba era el uso que le puedo dar a los recuerdos de las playas que he visitado en los últimos años. Cada vez que voy a la playa me siento fascinada por las piedras, conchas y caracolas: cada una es diferente, cada litoral tiene especies distintas que colorean la arena de tonos tostados, rojizos o negro azabache. ¡Son preciosas! Y, hasta ahora, no sabía muy bien qué hacer con ellas. Para que su conservación sea óptima, he preferido los proyectos en tarros de cristal.

tarro conchas

Visto en este blog

Si tenemos conchas, piedras, arena y otros recuerdos, podemos clasificarlos en distintos botes de cristal, procurando que tengan cierta unidad. Para que nuestro tarro playero no desentone, podemos pintar o decorar la tapa en función del resto de la decoración de la habitación.

tarros clasificados

Visto aquí

Por último, una idea que me ha gustado especialmente: un tarro enoorme para llenar con un poco de arena de cada playa que visitemos; una etiqueta con el nombre de la playa y la fecha y ya tenemos un DIY que crece a medida que viajamos. ¿No es genial?

arenas

Visto en Pinterest

¿Os han gustado las ideas? ¿Cómo convertiríais vosotros los recuerdos en objetos de decoración?

 

Dejar un Comentario